35 años después… esta historia de amor gay te va a gustar

el

A día de hoy, con tantas aplicaciones para ligar y la facilidad que tenemos para conocer gente, las historias de amor que duran décadas son cada vez más escasas. Quizás por eso nos parece emocionante encontrar relaciones como las de Peter Robinson y Murray Buchanan.

La pareja, de 70 y 64 años, acaba de cumplir 35 juntos. Todo comenzó cuando Peter tenía 35 y 29 años. Publicaron en twitter una imagen que se ha hecho viral por lo emocionante que resulta.

do en Queerty Murray explicó como se conocieron en un bar gay, Connections en Perth, Australia: «Nos conocimos en un club nocturno un viernes por la noche. Me lo presentó su ex pareja». Peter agrega: «Fue justo antes de que la epidemia de sida llegara a Australia».

Cuando se conocieron las relaciones homosexuales estaban penadas por ley en Tasmania. «No fue hasta 1997 cuando Tasmania aprobó la legislación para reconocer las relaciones entre personas del mismo sexo. El gobierno federal aprobó protecciones en 1999. Fuimos bastante activos en los primeros días para el reconocimiento y la aceptación. Creo que la principal oposición a la igualdad era la epidemia de sida. Pasamos varios años trabajando para el consejo del sida como voluntarios y cuidadores».

La pareja ha contado que nunca pensó que su foto se volvería viral y que se sienten abrumados y felices por la respuesta, y por los deseos de muchos hombres y mujeres de encontrar una familia así.

«Muchas personas LGTB no tienen las mismas oportunidades que nosotros. Sigue habiendo mucha discriminación y violencia contra los LGTB. Parece que hay un resurgimiento de la violencia contra nuestra comunidad. Por eso seguimos participando en las protestas. Hay literalmente miles de personas brillantes que trabajan para reconocer y apoyar a los miembros más jóvenes de nuestra comunidad».

¿Y cómo se mantiene una relación durante tantos años?

El consejo es darse espacio para ocuparse de sus intereses propios, también no ir a la cama sin arreglar una discusión y despedirse siempre con un beso, porque «puede ser el último que os deis. Parece una tontería y una simpleza, pero nos ha funcionado».

Fuente: Revista Oveja Rosa, Ecuador LGBT

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s